METGALA2016

#METGALA2016 #ManusXMachina

Lo bueno, lo malo, lo feo y Kim Kardashian.
La moda se encuentra con la tecnología.

Hasta hace unos años el Met Gala (La gala temática que hace el museo metropolitano de Nueva York para diseñadores de Alta Costura y figuras pop) no era tan familiar para todo el mundo y es que en efecto este año se modificaron muchas cosas en la realización del evento muy de la mano del cambio generacional que estamos sufriendo.

En años pasados la reservada Ana Wintour se había caracterizado por organizar el evento muy privado y casi hermético cuando pasaba de la alfombra roja que es todo un evento mediático y no es para más ya que todas las casas grandes de diseño como Chanel, Dior, Versace… en fin las más reconocidas y las más avant garde esta exponiendo exclusivos y únicos diseños que posteriormente se exhiben en el museo metropolitano.

En años pasados las normas eran claras y llego el punto que las selfies dentro del evento estaban prohibidas por sus organizadores… y de esto no hace poco, de hecho fue en la gala del año pasado, de la que pueden leer aquí   //China trough a looking glass// 

Pero este año el vuelco fue total, el evento se enfocó tiempo completo a redes sociales con actualizaciones en tiempo real tanto de la alfombra roja como del evento a puerta cerrada.

Videos para instagram de calidad impecable, con una edición perfecta iban siendo realizados en el trasncurso del evento así como la creación de un punto en el tiempo llamado “Manus x Machina Experience” Una cápsula que representa el traje en contexto, como LA alfombra roja futurista.

Por este lado incluir las nuevas tecnologías al campo de la moda se da de forma casi natural y era un movimiento esperado ya que cada mercado se está apegando al mundo digital, pero todo tiene su pero, y sin animo de ser excluyente, creo que incluir tanta cultura pop contemporánea por más esperado y tendencioso que sea le ha restado algo de ese valor clásico que solía tener el evento.

Si bien la generación Z le aporta algo a la sociedad, le aporta muy poquito al arte y este es un espacio más artístico que cualquier otra cosa, debe haber algún lugar guardado de forma muy especial para que esta generación no llegue a “abaratar” todo lo que les rodea. Yo simplemente pienso que es un evento diferente, pero claramente esa no es la visión de las personas que viven de este negocio y que por encima del arte es eso, un negocio.

El espectro de interpretaciones fue desde los más Hi-Tech a los vestidos más clásicos, sin embargo todos con un toque que evocaba el futuro como lo conocemos, muchos detalles en metal, patrones simétricos, telas con materiales rústicos también evocando  clases guerreras antiguas con un aire medieval representadas en materiales espejados, como Taylor Swift y Alicia Vikander en un look de Louis Vuitton.

También hubo piezas inspiradas en futuros mas industrializados que de alguna forma me hizo pensar en universos futuros llenos de máquinas como el quinto elemento y tal fue el caso de Solange Knowles llevando un vestido amarillo de formas arquitectónicas de David LaPort.

Si bien estamos viendo una transición en el evento, la forma de representar un vestido como una obra de arte sigue intacta, y el trabajo de los diseñadores una vez más ha logrado piezas memorables que seguirán exhibidas  hasta agosto del 2016.

Y de Kim Kardashian no vamos a hablar.

Welcome to #ManusXMachina at the @metmuseum. Video by @danilolauria. #MetGala

A video posted by Vogue (@voguemagazine) on

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *